La democracia, se nos ha repetido a lo largo de nuestra formación escolar, es un sistema de gobierno en el que el poder reside en el pueblo y en el que es el pueblo quien elige a sus gobernantes. La democracia y los estados-nación modernos se han convertido en términos casi intercambiables pues el primero es el sustento ideológico de los segundos. Sin embargo, detrás del anhelo, más que realidad, en lo que la democracia se ha convertido, laten muchos problemas y distintas contradicciones. Las democracias del mundo parecen haber sido bastante funcionales a los sistemas de opresión que han despojado de vida digna a muchas colectividades.

            El poder que reside en el pueblo parece no ser sensible al hecho de que ese pueblo no es una colectividad homogénea, que se trata más bien de muchos pueblos y naciones que se han organizado históricamente conforme a sistemas sociopolíticos distintos de la tradición democrática occidental, sobre todo de la democracia liberal de los estados modernos.  Durante mucho tiempo, los países del mundo ha utilizado la igualdad democrática como instrumento para combatir otras posibilidades de organizar la vida en común. Estas otras posibilidades viven sobre todo dentro de muchas de las organizaciones sociopolíticas de los pueblos indígenas que despectivamente, en muchas ocasiones, han recibido el nombre de “usos y costumbres”. El reconocimiento a estos otros sistemas políticos, como la comunalidad por ejemplo, han recibido abierto desprecio o bien un intento de reconocimiento llamándolas “democracias verdaderas”. Sin embargo, abrevan de otras prácticas, de otros principios y de otras tradiciones.

            Históricamente los sistemas políticos de los pueblos indígenas se han visto como una amenaza al sistema democrático mexicano; sin embargo, poco a poco, el marco jurídico ha ido reconociendo el derecho de los pueblos indígenas a sus propias formas de gobierno. Este reconocimiento, sin embargo, evidencia varios peligros que incluyen el mayor control de la democracia estatal sobre los sistemas sociopolíticos de muchos pueblos indígenas. Estas tensiones son objeto de reflexión de este número del proyecto “Tzam. Trece semillas” en donde mujeres de diferentes pueblos indígenas exploran estos encuentros y desencuentros entre la democracia estatal y los sistemas de gobierno de sus pueblos y comunidades; nos muestran así otros horizontes posibles de organización de la tan necesaria vida en común.

Varias generaciones de migrantes hemos luchado para que se respeten las lenguas de nuestros pueblos y comunidades; con esa lucha también hemos contribuido a la democratización de algunas instancias gubernamentales en Estados Unidos
Odilia Romero
Odilia Romero Pueblo zapoteco
La democracia que no integra a la población infantil desde sus aprendizajes en comunidad y su derecho a recibir una educación cultural y lingüísticamente pertinente siempre será excluyente
Zuani Cristóbal
Zuani Cristóbal Pueblo nahua
La democracia solo habla español. Se vuelve una cascada de palabras que caen muy ruidosas, que solo duran instantes pero que no entendemos
Sewá Morales
Sewá Morales Pueblo ralámuli
Definirme como xidza al interior de las estructuras del Estado me ha permitido distinguir el discurso de la práctica, que el trabajo deja más que los reflectores; que el prestigio y la autoridad colectivas, aunque sean nimios, son andamiajes éticos y responsables frente al protagonismo y ejercicio individual del poder
Zaira Hipólito
Zaira Hipólito Pueblo zapoteco
Creo en una democracia más allá de las urnas… pero creo mucho más en nuestra organización más allá del Estado
Frida Díaz
Frida Díaz Pueblo hñahñu / otomí
Dentro de los recuerdos, hay un joven que en ese entonces empezaba a caminar en las comunidades yokot’an, actualmente es el presidente de la república, unos amigos y familiares se unieron a él en una caminata llamada el “Éxodo por la democracia”, el cual tuvo una duración de 50 días
Esmeralda López
Esmeralda López Pueblo yokot'an / chontal de Tabasco
Esa democracia basada en elecciones, partidos políticos y votos ha servido para dividir, distorsionar y generar paternalismo en nuestros territorios
Estela Mayo
Estela Mayo Pueblo ch'ol
En la actualidad, con la intromisión de los partidos políticos, esta práctica asamblearia está siendo reemplazada y afectada por el dinero, las dádivas y la cooptación. En las campañas electorales proliferan los engaños, las falsas promesas y la demagogia
Albania Morán
Albania Morán Pueblo mè’phàà
La democracia no es otra cosa que el servicio que ofrecemos a la comunidad para vivificarla
Sitalin Sánchez
Sitalin Sánchez Pueblo nahua

Tosenyot

Por Sitalin Sánchez

Pueblo nahua

Tosenyot, así le decían nuestros ancestros. Significa nuestra unidad esencial. Nuestro vínculo inquebrantable como pueblo maseual.

Sigue leyendo

Democracia desde el mundo mè’phàà

Por Albania Morán Martínez (Biyú Natsé’)

Pueblo mè’phàà

La democracia tiene una definición normativa, es grave error cambiar una prescripción por una verificación, más que poder del pueblo, es la organización del pueblo mediante el intercambio de la palabra en una asamblea.

Sigue leyendo

Tyo’o ty’añjachix

Por Estela Mayo Mendoza

Pueblo ch’ol

Corría el año 2010 en Guadalajara, Jalisco, en el Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades, en la licenciatura en Estudios Políticos y Gobierno de la Universidad de Guadalajara.

Sigue leyendo

Ubij ni democracia tuba ni ukaj ajyokot’an / La democracia es el camino de los pueblos yokot’an

Por María Esmeralda López Méndez

Pueblo yokot’an / chontal de Tabasco

Ukënëntan k’in kë tëk’i kubin ni t’an daba ni democraciaba. / Hace mucho tiempo empecé a escuchar la palabra democracia.

Sigue leyendo

Una democracia más allá de las urnas… y una organización más allá del Estado

Por Frida Hyadi Díaz González 

Pueblo hñahñu / otomí

En 2021, el Instituto Nacional Electoral anunciaba que ese año tendríamos en México “las elecciones más grandes de la historia”.

Sigue leyendo

Reinventar y construir: La importancia de nombrarse xidza desde el Estado

Por Zaira Alhelí Hipólito López

Pueblo zapoteco

Mi nombre es Zaira, pertenezco a una familia xidza, cuyo apodo ancestral es Gixi, campesinos dedicados a la siembra de maíz, frijol y café.

Sigue leyendo

Y la democracia llegó a mi pueblo…

Por Sewá Morales Moreno

Pueblo ralámuli

La democracia que conocemos se ha vuelto contra nosotros, no nos entiende ni trata de acercarse.

Sigue leyendo

Sobre las espinas, el sendero

Por Zuani Cristóbal Petronilo (Mayahuel Xuany)

Pueblo nahua

El cielo se iluminó, Nana Lucina derrama sus nahuas sobre el pretil, para cubrirse el pecho, toma con delicadeza sus alas de murciélago, se calza los huaraches calizos, únicos testigos de su andar por el mundo.

Sigue leyendo

La economía de varios países se sostienen con venas y cuerpos multilingües

Por Odilia Romero

Pueblo zapoteco

Hace ya 40 años que migré a Los Ángeles. Cuando llegué ya existían varias generaciones de migrantes y si hoy día existe el espacio denominado Oaxacalifornia es gracias a las comunidades.

Sigue leyendo